Las carnes selectas en Carabanchel (Madrid) son ricas en proteínas y agua. Es por ello por lo que es más fácil la creación de microorganismos en ella si no se cocina antes de 72 h. Para una buena conservación de la carne, esta se puede congelar.

Al congelar el agua que contiene la carne se evita la posibilidad de que aparezcan microorganismos que echen a perder nuestra pieza. La temperatura ideal es inferior a -18 ºC debido que a esta temperatura es casi nula la probabilidad de proliferación de microorganismos. Las carnes selectas en Carabanchel (Madrid) son de gran calidad. Por ello, hay que tener en cuenta ciertos aspectos a la hora de congelarla para no perder su calidad.

Se debe congelar en pequeñas cantidades y con papel film. También es válido utilizar cualquier otro recipiente hermético para evitar la entrada de aire. Así conseguiremos que el producto no se deseque y también evitaremos las posibles quemaduras por congelación.

Después, para consumirla, tendremos que descongelarla. Se trata de un proceso también importante. No vale con meter al microondas y calentar la carne. El proceso de descongelación tiene que ser uniforme y lento. Cuando la descongelamos a temperatura ambiente, primero se descongela la zona exterior. Esto produce agua, la cual podrá favorecer la creación de microorganismos. La descongelación en el microondas es mala debido a que tampoco es uniforme y puede llegar a cocer partes de la carne.

La mejor forma de descongelar la carne es introducirla en la nevera. Así, esta se descongelará de forma lenta y uniforme, recuperando sus propiedades. Tras su descongelación, habrá que cocinarla para evitar que se estropee.

Para evitar microorganismos y no perder las propiedades de nuestras carnes, en Gourmet Jorge te recomendamos una buena congelación y descongelación de los productos. Así disfrutarás de nuestras carnes.